Bobby Fischer ¿10 años en prisión?

Booby Fischer maravilló al mundo en los años 60 y 70, con un ajedrez que iba más allá del simple juego, aplastando a sus rivales del bloque soviético en una época de Guerra Fría. Fischer introdujo en el ajedrez el componente de la rivalidad maniquea, una rivalidad que cualquier persona, aún sin saber de ajedrez, podía entender y sentir.
Tras su renuncia en 1975 a defender el título de campeón del mundo conseguido en Islandia en 1972 y su posterior desaparición de la escena pública, Fischer se transformó en un mito. Nadie sabía nada de él, nadie sabía si volvería a recuperar su título. Todos soñaban con un Karpov-Fischer o Kasparov-Fischer.
Y Fischer reapareció, pero no para luchar por su título, sino para hacer un grotesco revival del Mundial de 1972, sólo que esta vez en la Yugoslavia de Milosevic y su limpieza étnica y con bastante dinero, de dudoso origen, de por medio. Fischer ganó y volvió a desaparecer. A partir de ese momento sólo reaparecería en intervenciones extrañas en minoritarias y desconocidas emisoras de radio de Extremo Oriente, intervenciones que lo mejor que se puede decir de ellas es que estarían a la altura de un tertuliano friki de Crónicas Marcianas. Porque ese sería hoy en día la única ocupación que podría tener Bobby Fischer, arrastrarse por programas de telebasura, vivir gracias a su nombre y a su pasado en un presente de esperpento.
Puede que Fischer haya sido la persona que más notoriedad le ha dado al ajedrez. Lamentablemente, ahora cumple con el típico de ajedrecista chiflado.
Si las autoridades japonesas que le han detenido por una irregularidad con su pasaporte cumplen con la normativa legal, Fischer sería deportado a EE.UU. donde le espera una pena de 10 años por haber violado el embargo impuesto contra la Yugoslavia de Milosevic en 1992. Para todo lo que ocurrió en esa época en Yugoslavia, y que sigue ocurriendo en el mundo, se me antoja que es una pena excesiva por el delito cometido. Salvo que se quiera pasar factura de las imágenes en TV de Fischer escupiendo contra la orden del Gobierno de EE.UU. que le instaba a no jugar.
Fischer puede ser un ajedrecista chiflado más, puede ser un extravagante, y puede tener unas ideas despreciables. Pero no se merece 10 años de carcel.

2 pensamientos en “Bobby Fischer ¿10 años en prisión?

  1. CRAZYMETALXXX

    mad.gif mad.gif la verdad no me parece justo que fisher tenga pagar 10 a?os en prision y me parece algo como q innecesario aunque no sea fanatico de fisher no creo q sea justo para el ni para nadie

Los comentarios están cerrados.