Campos de fuerza

“Lo que es preciso recalcar es un hecho muy sencillo: un genio del ajedrez es un ser humano que concentra dones mentales vastísimos, poco y mal comprendidos hasta ahora, y que se desvive por lograr la culminación de una empresa humana en definitiva trivial. De un modo casi inevitable, esa concentración genera síntomas patológicos de estrés nervioso, de irrealidad”

George Steiner, Campos de fuerza (1973)