Ajedrez vertical

Lo puedes colgar hasta en un piso de 30 metros de esos que enseñan en el Ikea (con la coletilla de y hasta montamos fiestas) porque no ocupa casi nada de sitio. Se cuelga en una pared, en la parte de atrás de una puerta, incluso en el baño y cada vez que un jugador (a ser posible habitantes de la casa ambos para no eternizar la partida) pase delante puede hacer un movimiento. Ideal para jugarse a lo largo del día o de la semana quién baja la basura, quién friega el suelo o quién hace la cena 😀

Eso sí, entre el tablero y las piezas (el reloj quizá podáis reaprovechar el del horno y para la planilla el bloc de notas del frigorífico será suficiente 😉 ) barato no sale precisamente. Todo el catálogo de tableros y piezas a medida está en la web del autor (Straight Up Chess).


2 pensamientos en “Ajedrez vertical

Los comentarios están cerrados.