Archivo de la categoría: Reflexiones

El ajedrez en tiempos de la COVID19

«I’m getting fed up with the Zoom world» (V. Anand)

El 15 de marzo todos pegamos un salto hacia el futuro. En mayor o menor medida nuestra existencia quedó reducida a tareas e interacciones online. También en el ajedrez. En Asturias, el campeonato universitario del 8 de marzo (¡nadie nos acusó de expandir el virus! 😉 ) fue el último torneo presencial hasta el festival de la Plaza Mayor de Gijón del 18 de julio. A nivel mundial, el torneo de Candidatos empezó a jugarse en Yekaterimburgo el 17 de marzo antes de ser cancelado al final de su primera vuelta el 25 de marzo. Desde entonces, sólo hemos tenido ajedrez virtual. Torneos en línea entre jugadores locales, torneos en línea de la élite, torneos presenciales mutados en torneos en línea … ¡se ha hecho difícil estar al día de tanta actividad!

Y por supuesto, al rebufo de este florecimiento por necesidad, han aparecido los optimistas de el ajedrez vale para todo, en este caso resucitando el viejo mantra de principios de los 2000 de que el ajedrez es el único deporte que puede practicarse por Internet. Por supuesto, obviamos todos los problemas de honestidad que pueden plantearse en el ajedrez en línea, para eso el tecno optimismo dispone del solucionismo tecnológico ¡tenemos algoritmos que detectan a los tramposos! Nada transparentes en su código, funcionamiento o resultados, secretos comerciales bien guardados.

Junto con los torneos virtuales se ha multiplicado la audiencia de youtubers y twitchers. Algunos realmente buenos (incluso jugadores de la élite) y otros … bueno, será que por edad ya no pertenezco a su público objetivo 😉 La revista Chess Life, de la Federación Estadounidense de Ajedrez (USCF) les ha dedicado una portada bastante artística que refleja claramente este boom y que describe en su artículo The New Chess Boom.

The New Chess Boom! – ChessLife, Agosto 2020

Todo ello acrecienta un dilema que ya se había empezado a plantear en los últimos tiempos: ¿es el ajedrez una actividad deportiva o ha de ser considerado un e-sport? Lo planteo así, como disyuntiva, porque no se puede ser las dos cosas. No compro el argumento de que los mejores jugadores en presencial lo son también en línea, porque no creo que juegue a nuestro favor con los organismos deportivos.

No tengo dudas de que la FIDE y la mayoría de los jugadores de la élite, empezando por Magnus Carlsen, buscan el dinero que mueve el mercado de los e-sports. Seguro que el producto ajedrez se vende mejor rodeado de la típica parafernalia tecnológica que de su realidad presencial. Hacen bien, probablemente pueda ser más lucrativo que el dinero que hasta el momento ha movido el ajedrez como deporte tradicional. ¿Pero en que lugar quedan los niveles inferiores del ajedrez? ¿Las federaciones nacionales y sobre todo las regionales, aquellas que realmente se ocupan del ajedrez de base y su promoción, recibirían algo de ese dinero? No. Porque serían absolutamente prescindibles. Y probablemente la clave se encuentre en el reconocimiento del Elo de las principales plataformas en línea.

Si un aficionado se encuentra con que puede jugar cómodamente desde su casa, y que además recibe una evaluación Elo en línea avalada por una federación internacional, probablemente la actividad presencial pierda gran parte de su interés para él. Sí, obviamente el ajedrez presencial cubre otras facetas que no cubre el virtual, por ejemplo, socialización. Pero la realidad es que los e-sports existen y tienen éxito. Y posiblemente en este futuro muchos jugadores se incorporarían de manera primaria a este ajedrez en línea, para qué pagar una licencia federativa que te acceso a incómodos torneos presenciales cuando puedes tener un reconocimiento a tu actividad en grandes plataformas, con usuario gratuito para crear efecto parque, y obtener ventajas adicionales con el pago de una cuota premium. Nos encontraríamos con un futuro de ajedrez en línea en unas pocas grandes plataformas privadas que serían de hecho los grandes amos del ajedrez, particularmente las que lograran una franquicia de la FIDE. No hablaríamos ya de deporte organizado, sino de entretenimiento gestionado y en manos de unas pocas plataformas privadas, nuevos señores feudales del ajedrez al estilo de las grandes plataformas de la Red. ¿Cuál sería entonces el porcentaje de licencias perdidas? Probablemente significativo, lo suficiente para menguar la capacidad mediática del ajedrez presencial y su fuerza para persistir como deporte, ya sea de hecho o de derecho. De la promoción escolar ya ni hablamos

Puede que una vez terminadas las cuarentenas en Europa y gran parte del mundo esta reflexión carezca de excesivo valor. Puede que el futuro del ajedrez no vaya a ser como el que vimos durante el encierro. Pero los avances tecnológicos no suelen tener vuelta atrás, así que haríamos bien en no olvidar lo que hemos vivido en estos meses (lo del ajedrez; lo otro, también) y en pensar hacía dónde se encamina nuestro futuro con algunas iniciativas que parecían un inocente entretenimiento para ajedrecistas encerrados y aburridos en casa.

eSports en la escuela … peor que el ajedrez

1200px-ESBL_Match

Imagen: Wikimedia

A estas alturas seguro que conocéis perfectamente mi opinión sobre todas las bondades milagrosas atribuidas al ajedrez que deben sin duda convertirlo en asignatura obligatoria 😛 Pero a todo hay quién nos gane, y cuando hay dinero de por medio (industria del videojuego) la cosa mejora: Canarias se plantea crear una liga de eSports entre 20 colegios como actividad extraescolar.

Habrá quién piense que poco se diferencia del ajedrez, es más, sus críticos lo tachan de ocio sedentario, que va en contra de las recomendaciones oficiales para la prevención del sobrepeso y la obesidad (mira, como el ajedrez). Claro, que, a diferencia del ajedrez (y ahora doy voz a los detractores) los eSports no han sido creados con intención didáctica y no se ha demostrado su efectividad ni su impacto positivo en la salud o la educación. Y además, por seguir con los detractores, el proyecto es impresentable desde el punto de vista didáctico y pedagógico, hecho por la vía rápida, y parece que quieren crear una necesidad de consumo; están haciendo adictos masivos.

Y aquí sí que el ajedrez gana: favorece la capacidad de concentración y de toma de decisiones, pero sin ser una actividad consumista y (casi casi) sin generar excesivas adicciones. Lástima que nos falten una industria y unos medios de comunicación detrás. Sin duda, en mi lista de cosas a hacer en un colegio el ajedrez siempre irá antes que los eSports.

 

Jugar a SuperMario64 mejora la memoria y podría reducir el riesgo de Alzheimer

Resulta muy curioso que expresiones como «puede ayudar a ejercitar y mejorar su memoria» o «en personas mayores podría reducir el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer» ya las he leído y escuchado en numerosas ocasiones referidas al ajedrez, aquí un ejemplo:

Estamos probablemente en los albores de uno de los descubrimientos más importantes de la historia del ajedrez: su utilidad en la prevención del mal de Alzheimer y enfermedades similares.

No tiene nada de malo promocionar el ajedrez con esta finalidad, y es comprensible que los aficionados al ajedrez sean los primeros interesados en esta promoción, más aún los profesionales y monitores. Me consta además que hay gente haciendo un excelente trabajo en la investigación y uso del ajedrez con finalidades terapéuticas (un ejemplo y otro ejemplo)

Pero siendo honrados, SuperMario64 parece que causa el mismo efecto. Y probablemente multitud de actividades que estimulen la actividad cerebral, especialmente en edades en las que esta tiende a abandonarse (cite usted aquí su favorita, podemos hacer una lista en los comentarios de la entrada). Por ello, deberíamos ser un poco más comedidos en el forofismo de nuestro juego favorito y evitar hipérboles del tipo «los poderes públicos de todos los países estarían moralmente obligados a fomentar el ajedrez». A largo plazo, no creo que nos ayuden demasiado.

Fuente: El Mundo (3/1/2018) – Jugar a Super Mario 64 mejora la memoria en ancianos

Muzychuk vs Arabia Saudi

Anna y Mariya Muzychuk, las hermanas ucranianas que desafiaron a Arabia Saudi

Está bien que esto haya tenido repercusión en prensa, pero supongo que el verdadero periodista con ganas de rascar en una noticia se preguntaría ¿y porqué existe un Mundial Femenino de Ajedrez? ¿Qué impide a una mujer competir con un hombre en ajedrez? Y, tras todos los tópicos machistas y feministas, la sorpresa sería mayúscula cuando descubrieran que hay dos categorías: Mixta y Femenina. La mujer que juega torneos femeninos es porque quiere …

Fuente: Deportes Antena 3 TV

Elo y autoestima en la élite del ajedrez

But I also came to the conclusion that chess brilliance has nothing to do with high intelligence in other areas, but tends to give top players a false idea of their own high intelligence. They equate their FIDE rating with their IQ. In fact they have devoted so much time to chess that they may not be so brilliant at other things.

Sarah Hurst: 20 Questions (KingPin chess)

Traducido libremente: el talento para el ajedrez no guarda relación con la inteligencia en otras áreas de conocimiento, pero afecta a la percepción que de su propia inteligencia tienen los jugadores de élite que ven equivalente su Elo y su cociente intelectual. Añade que, realmente, han dedicado tanto tiempo al ajedrez que, precisamente por ello, no pueden ser brillantes en otras áreas.

La entrevista a la periodista Sarah Hurst merece la pensa ser leída en su integridad, a pesar de que quizá en sus valoraciones contenga un serio sesgo político sobre la situación actual en Rusia.