Archivo de la etiqueta: educación

6 motivos para llevar el ajedrez a la escuela

Aprovechando que hoy se debate en la Comisión Permanente del Congreso de los Diputados una proposición no de ley para instar al gobierno a tramitar normas y conciertos con las comunidades autónomas que sirvan para introducir el ajedrez en las escuelas como ¿asignatura? ¿herramienta pedagógica? ¿actividad?, os dejo un enlace a un artículo del suplemento Verne de el País que resume un poco el cómo y el porqué de esta iniciativa. Junto con los seis motivos enunciados en el título y que … bueno, afortunadamente los argumentos interiores están un poco más desarrollados.

Ojo, la propuesta sólo insta, no aprueba nada. Es decir, si la propuesta sale adelante simplemente existirá una petición al gobierno para que inicie un proceso que iniciará si considera conveniente en el momento que considere conveniente (y ya sabemos como de relativistas son los tiempos de Mariano y la credibilidad que suelen tener las cosas que se prometen en la oposición). Sin duda un avance, si es que consideramos que el ajedrez merece horas escolares, pero ojo que no significa que se apruebe la introducción del ajedrez en la escuela (como seguramente veremos en muchos titulares).

Foto de encabezado por Wikimedia Commons [CC BY-SA 2.0]

Haz que tu hijo sea más listo: que juegue al ajedrez

Confieso que he buscado la polémica fácil con el título de la entrada 😉 Los que seguís este blog habitualmente ya conocéis mi opinión sobre el tema. El ajedrez es sólo una actividad más que reune una serie de características basadas en la concentración, reflexión, atención, capacidad de razonamiento lógico o toma de decisiones; cualquier otra actividad con características similares provocaría los efectos que habitualmente los fanáticos del ajedrez le atribuimos a nuestra actividad y con la queremos justificar su introducción en las programaciones escolares.

No obstante, con esta entrada quiero facilitaros dos enlaces sobre la temática. Tienen la particularidad de que han sido escritos casi de manera familiar, porque sus autores resultan ser marido y mujer además de padres de una niña a la que parece que le gusta el ajedrez.

El primero es “Diez razones por las que el ajedrez es bueno para tu cerebro” y está escrito por Federico Marín Bellón (@FedericoMarin en Twitter) que elabora el excelente blog Jugar con cabeza en ABC, sobre ajedrez y póquer. No es sólo blablabla sino que ofrece 10 razones que avala con estudios académicos, de ahí su interés.

El segundo es “¿Quieres que tu hijo sea listo? Apúntale a ajedrez” (título absolutamente radical y militante en el que me he inspirado para esta entrada), publicado en el blog EntreMadres, una de cuyas autoras es Cruz, mujer de Federico Marín a quién realiza una entrevista que resulta  un complemento perfecto a la primera entrada por ser la experiencia de primera mano de los autores (lo que los ingleses denominan ate your own dog food).

Simplemente por el hecho de alejarse de los típicos y tópicos informes de organismos ajedrecísticos presentados a organizaciones con competencia sobre los modelos educativos ya merece la pena destinar unos minutos a su detenida lectura.

Mucha suerte a Federico y Cruz en su aventura ajedrecista. No sé si conseguirán que Olivia sea más lista, pero sí le habrán regalado a su hija una actividad que a lo largo de su vida le reportará amistades, experiencias y muchos buenos ratos 🙂

Ajedrez en la educación obligatoria de Canarias

Esta semana el Parlamento canario aprobó una proposición no de ley en que insta al gobierno de Canarias a incorporar la práctica y estudio del ajedrez en el horario lectivo de Primaria y Secundaria. Según la diputada proponente, el ajedrez resulta “ideal para poner a prueba y perfeccionar” la capacidad de razonamiento, la actitud analítica y el espíritu competitivo, desde la perspectiva de la nobleza de las personas. Además, se suma a la propuesta la amplia penetración del ajedrez en las escuelas canarias y que allí se haya realizado uno de los pocos estudios (sic) sobre los beneficios del ajedrez en las escuelas.

Una película sobre infancia, ajedrez y educación

El estudio es el siguiente, publicado este mismo año 2012: The Benefit of Chess for the Intellectual and Socioemotional Enrichment in School Children. Seguramente muy interesante, pero trata sobre la actividad de ajedrez como actividad realizada en horario extraescolar y como alternativa al fútbol o baloncesto. En un plano menos científico, existen bastantes obras sobre la presunta aplicación del ajedrez a ámbitos de la vida, normalmente profesionales y de negocios. Como la vida imita al ajedrez de Garry Kasparov o Jaque Mate: Estrategias ganadoras del ajedrez para aplicar a tu negocio de Miguel Illescas son simplemente dos ejemplos, si bien acaban siendo simplemente colecciones de anécdotas y batallitas de Abuelo Cebolleta de las que cada cual puede sacar las conclusiones que desee; tampoco nos debe extrañar este subgénero de libros de autoayuda y gestión empresarial, basta entrar la sección correspondiente en una librería y veremos más que suficientes ediciones de El arte de la guerra de Sun Tzu dispuestas a ayudarnos a mejorar nuestra vida profesional con sus mejores ideas estratégicas …

Por tanto, no nos extrañemos de que se sobrevaloren las propiedades del ajedrez en la enseñanza. De las propuestas para introducir el ajedrez en el sistema educativo, escribí no hace mucho. Seguramente como actividad extraescolar resulte sumamente interesante, o al menos no menos que otras como fútbol o baloncesto, especialmente cuando los padres superan la identificación de actividad saludable con aquella que se realiza al aire libre, sudando y corriendo. Pero incluirla como actividad obligatoria supone:

  1. Imponer obligatoriamente la actividad a los niños ¿Cuántos no la acabarán odiando?
  2. Quitarle horas a alguna otra materia bastante más útil, nimiedades tales como matemáticas, lectura o escritura que resultan bastante útiles.

No cabe duda de que para todos los aficionados al ajedrez y monitores más o menos profesionales puede ser una buena noticia. Y desde luego no sería una actividad más inútil que otras muchas que actualmente ocupan un espacio en los planes de estudio (Religión …). Pero no creo que ese sea su lugar, como tampoco lo creería de otras muchas actividades.

En cualquier caso, la mejor propuesta que he leído en este debate es la que hizo vía Twitter el bloguero (y maestro, en el doble sentido) Luis Bernal: introducir el ajedrez como una unidad didáctica en Educación Física o en Ayuda al Estudio. Simplemente como una herramienta más para el desarrollo y mejora de ciertas habilidades, sin excesiva carga horaria.