Archivo de la etiqueta: ordenador

Cuando Battle Chess era lo más

“Algo inaudito ocurrió a finales de los ochenta en los departamentos de informática y videojuegos de los centros comerciales: los chavales se embobaban ante partidas de ajedrez pixeladas que tenían lugar en el interior de los monitores de culo ancho donde se exponían demostraciones de los videojuegos más famosos. Y toda la culpa la tenía un programa de ajedrez editado por Interplay, uno que resultaba muy divertido para todo el público, o al menos muy divertido de mirar: Battle Chess.”

— Juegos de ajedrez para aquellos que no juegan al ajedrez (Jotdown; sept. 2018)

chessmaster2000_cover

La verdad es que BattleChess resultaba mucho más vistoso que el sobrio ChessMaster 2000 que era lo más serio de una época en la que todavía no existían ni Fritz ni ChessBase y los humanos aún podían imponerse con comodidad a las máquinas. Pero al final, ChessMaster 2000 era lo que usábamos si queríamos jugar contra el ordenador (aunque para el resultado, daba igual :P).

 

Elo 3165: El mejor ente ajedrecista

Y lo he descrito bien: el mejor ente ajedrecista. Lo que incluye a personas y software en la misma lista. Houdini 3 encabezaría la lista con un elo de 3156, seguido de Stockfish (versión 250413) y Rybka 4. Magnus Carlsen, número 1 del mundo con 2868, sería el número ¡17! de la lista. Aronian y Kramnik, números 2 y 3 con +2800, serían los número 19 y 20.

enteajedrecista2013Los datos proceden de New Thorensen Chess Engine Competition, que para los entendidos viene a ser como el campeonato del mundo oficioso de máquinas (¿oficioso? ¡tiene reglas más claras que el de humanos!). Las enfrentamientos entre engines se hacen a ritmo clásico, bajo el mismo hardware y con acceso únicamente a un libro de aperturas común hasta la jugada 8 (veánse detalles técnicos).

Evidentemente, la comparativa humanos-máquina es meramente ilustrativa. Si ya es difícil estimar la fuerza de juego entre humanos con el sistema elo, entre máquinas puede serlo aún más. Aún dando por buenas las cifras ofrecidas, posiblemente pudieran mejorarse con un hardware aún mejor.

No obstante, el mayor inconveniente que le veo a esta comparativa que acabo de realizar es que el elo, tanto humano coomo de máquinas, es un coto cerrado; no nace de enfrentamientos mutuos humano-maquina y, por tanto, no creo que sea homologable. La mejor comparativa que se me ocurre es recomputar el elo de los humanos exclusivamente en años recientes para evitar la influencia de elos anteriores más bajos, de manera que quizá (y sólo quizá) los jugadores humanos mejoraran sus cifras.

Mientras tanto, aunque no sepamos con certeza cual es el mejor ente ajedrecista, creo que todos tenemos una idea bastante clara. Las máquinas son mejores, pero no conozco tantos houdinistas, stockfisheros o rybkistas como fan boys (& girls) de Carlsen, Kramnik o Aronian 😉

 

Analizando partidas con el ordenador

Tras un par de semanitas sin escribir nada (y no por falta de ganas, porque … mejor me callo para cuando tenga ganas de escribir 😛 )  os voy a traer, simplemente, una recomendación. Un simple enlace a Tablajedrez donde Javier Maneiro ha publicado una entrada sobre el análisis de partidas con el ordenador. Por supuesto, sólo apto para pobres mortales, porque lo que cuenta seguro que son cosas sabidas en ciertos niveles. Y  es que algunas caen de cajón, como que de nada vale que el ordenador haga el análisis automático para saber donde pudimos ganar la partida que luego perdimos,  salvo que queráis iniciar el camino de la alopecia a puñados, claro está.

Así que sin más, os dejo con la entrada, en parte inspirada en una entrevista a Anand de hace unos años y en otra parte por un libro que desconocía, “How to Use Computers to Improve Your Chess” de Christian Kongsted. Y recordad que, como decía Tartakower “en ajedrez gana quién comete el penúltimo error”, todo un genio que ya sabía hace décadas que la perfección en ajedrez no existe. Si no estás conforme con Tartakower, pregúntale a Rybka 😉

¿El mejor ente-ajedrecista del mundo?

Si habláramos de humanos lo tendríamos claro: Kasparov, Anand o Kramnik estarían entre los citados. Pero todos tienen una cualidad en común, y es que nunca superaron los 3000 puntos de FIDE.
Ahora, si hacemos caso a la publicidad (¿hay alguien tan tonto como para hacer caso a la publicidad?) la versión 3 de Rybka superaría la barrera de los 3000 puntos en su versión multiprocesador. No tengo ni idea de si dicho ciberFIDE se calcula con unos criterios homogeneos al de los humanos, pero sí me entra una seria duda: ¿Para cuando un encuentro entre Rybka y el mejor jugador del momento a ritmo clásico y en condiciones homogéneas? Y condiciones homogéneas son que el programa no disponga de libro de aperturas ni tablas de finales, o que ambos jugadores dispongan de idénticos libros. Por supuesto, siempre a ritmo clásico, que a rápido y relámpago ya sabemos quién gana 😉 Una reedición del mítico Kasparov – Deep Blue, pero finalizando la primera década del siglo XXI. Aunque sea una causa perdida a largo plazo ¿Creeis que a fecha de hoy uno de estos monstruitos de +3000, corriendo sobre el mejor hardware disponible, ganaría al mejor jugador del momento en condiciones homogéneas?